lunes, 12 de enero de 2015

A Debate: Conclusiones de las Reglas Alternativas para torneos



Hoy, Mzafar nos trae las primeras conclusiones de las pruebas hechas para crear unas Reglas Alternativas para Torneos. Queremos agradecer, en primer lugar, a Mzafar por organizar el evento y traernos estar conclusiones y en segundo lugar, a todos los participantes del evento que dedicaron un día en probar sistemas para el beneficio de todos nosotros. Recordad que podéis hacernos llegar vuestras colaboraciones a susurrosdelbosqueviejo@gmail.com

Tras el encendido debate llevado a cabo hace unas semanas, se llegó a la conclusión de que muchas reglas de juego competitivo alternativas podían parecer a priori interesantes, pero necesitaban ser probadas en un entorno real para ver si eran lo que, de verdad, prometían. Así pues, el pasado viernes 13 de Diciembre tuvo lugar en Barcelona un evento en que 6 jugadores jugamos un torneo con reglas alternativas.  En concreto, se siguió un reglamento único para el desarrollo del torneo y cuatro sistemas de puntuación diferentes que queríamos poner en práctica.

En el presente artículo reproduciré en primer lugar el reglamento utilizado, a continuación expondré los sistemas propuestos para determinar al ganador del torneo y, por último, comentaré y valoraré la experiencia práctica de tales reglas y sistemas.

1) Reglamento para la Jornada de ensayo de reglas

Éste es el reglamento que se hizo llegar a los asistentes unos días antes del simulacro de torneo con reglas competitivas alternativas.

Se llevará a cabo un simulacro de torneo siguiendo varios sistemas de puntuación, con la finalidad de identificar, a la luz de los distintos resultados obtenidos, los pros y contras de cada sistema.  La idea es que con unas 3 rondas sea suficiente, de tal modo que en una mañana se pueda completar este ensayo, pues todos vamos bastante liados y dedicar mucho más tiempo a una quedada puede ser complicado. Durante el simulacro de torneo seguiremos las siguientes reglas:

    La participación en el torneo es individual. Las partidas se jugarán en grupos del tamaño apropiado en función del número de participantes, y a cada partida se realizarán nuevos grupos, de tal modo que se asegure que, al finalizar la última partida del torneo, cada jugador haya podido formar equipo con cada uno de los demás participantes. (DEJAMOS PARA FUTUROS ENCUENTROS OTROS SISTEMAS, COMO EL TORNEO CON PAREJA FIJA O EL TORNEO SOLITARIO.) 
    Cada jugador debe inscribirse con un mazo de mínimo 50 cartas, y un máximo de 3 héroes. Adicionalmente, cada jugador puede inscribir un banquillo de hasta 19 cartas de jugador y 3 héroes. (La idea del banquillo amplio, de 22 cartas en total, es que, al no saber qué llevará cada uno de nuestros múltiples compañeros de partida, podamos reemplazar cualquiera de nuestros héroes y todas las cartas únicas que juguemos.  Incluso, si hay mucho solapamiento entre mazos, un banquillo tan amplio permitiría cambiar una esfera completa para poder convertir un mazo principal en uno de apoyo, o viceversa, según las necesidades del grupo.) (FIJAOS EN QUE HE ESTABLECIDO EL TAMAÑO DEL BANQUILLO EN 22 CARTAS. EL MOTIVO ES SIMPLE: COMO LA MAYORÍA DE ACCESORIOS PARA CARTAS SE HACEN CON MAGIC EN MENTE, ES HABITUAL QUE CAJAS Y FUNDAS PERMITAN ALMACENAR Y PROTEGER UNAS 75 CARTAS, QUE ES EL TAMAÑO HABITUAL DE LOS MAZOS QUE SE INSCRIBEN EN TORNEOS DE MAGIC. EL TOTAL PROPUESTO AHORA, ENTRE MAZO Y BANQUILLO, ES 75.)
    Cada participante traerá una misión. (ASÍ NO HACE FALTA QUE NADIE CARGUE MIL CARTAS.  SIN EMBARGO, EN LOS TORNEOS NO EXPERIMENTALES, EN PRINCIPIO DEBERÍA SER EL ORGANIZADOR QUIEN ESCOGIERA, DE FORMA SECRETA, LAS MISIONES A JUGAR DURANTE EL TORNEO).
    Cada equipo juega la misión que le asigne el organizador del torneo mediante el sistema que éste estime conveniente. (EN ESTA OCASIÓN LO HAREMOS ALEATORIAMENTE.)
    Las partidas transcurren a lo largo de un máximo de 40 minutos, en que juega cada equipo simultáneamente para superar la misión que el organizador le haya asignado. CADA EQUIPO PUEDE REPETIR ESE ESCENARIO TANTAS VECES COMO QUIERA DENTRO DE ESE PERÍODO DE TIEMPO, EL CUAL NO PODRÁ SER PRORROGADO SI, TRASNCURRIDO EL MISMO, LOS JUGADORES TODAVÍA NO HAN FINALIZADO LA MISIÓN.  No hay árbitros ni supervisores durante las partidas, PERO SE RUEGA A TODOS LOS JUGADORES QUE PRESTEN ATENCIÓN A LA REGULARIDAD DE TODAS LAS JUGADAS REALIZADAS POR SÍ MISMOS Y POR SU/S COMPAÑERO/S DE JUEGO. DETECTADA ALGUNA IRREGULARIDAD, SE CORREGIRÁ SIEMPRE Y CUANDO SEA POSIBLE.  Las dudas sobre reglas del juego se formularán al organizador y, si éste lo estima oportuno, podrá abrir la pregunta al resto de jugadores, para que, en caso de que la duda sea compartida por todos los jugadores, se llegue a una solución de forma consensuada.
    TRAS CADA RONDA DEL “TORNEO”, Y AL FINALIZAR EL MISMO, LOS JUGADORES DEBERÁN RELLENAR LAS FICHAS DE PUNTUACIÓN CORRESPONDIENTES.


2) Sistemas de puntuación

Al iniciar el torneo, cada jugador recibió una serie de fichas de puntuación de torneo que debía ir rellenando durante el desarrollo del mismo. En dichas fichas de puntuación, se establecían cuatro criterios distintos a tener en cuenta, que podemos agrupar en métodos de puntuación subjetivos y métodos objetivos.

A) Tres sistemas subjetivos
En los sistemas subjetivos, son los mismos jugadores los que otorgan la puntuación a cada participante. Éstos pueden ir de sistemas ampliamente discrecionales, donde el jugador que puntúa no dispone de ningún elemento preestablecido para orientar su valoración, a sistemas mucho más reglados en los que el jugador otorga una puntuación en función de unos baremos preestablecidos.  Para evaluar la idoneidad de todo tipo de variantes, quisimos poner en práctica tres sistemas subjetivos distintos, con distinto grado de discrecionalidad.

A.1.  El sistema de la tabla (discrecionalidad del jugador que puntúa: baja)
Tras acabar cada ronda de torneo, los jugadores deben puntuar con 5, 3 ó 1 puntos a sus compañeros de partida en cada uno de los apartados de la ficha, que son: efectividad, originalidad/temática, desarrollo de la partida y cooperación. Deberán poner el nombre del jugador en la casilla de los 5, 3 o 1 puntos, en función de su propia valoración a partir de los criterios que se incluyen en la misma ficha de votos.  Esta es la ficha que se facilitó a cada uno de los participantes:



A.2. El sistema de voto final múltiple (discrecionalidad del jugador que puntúa: alta)
Finalizada la última ronda del torneo, deberá escogerse en varios apartados a los que a juicio del jugador hayan sido los tres mejores jugadores en ese apartado y darles, de mejor a peor, 5, 3 y 1 puntos respectivamente. Los apartados en los que se hacen estos top 3 son los mismos empleadas en el sistema de la tabla: efectividad, originalidad/temática, desarrollo de la partida y cooperación.  Ningún jugador puede incluirse a sí mismo en los top 3 que elabore, y no dispone de elementos para saber quiénes han sido los tres mejores en cada apartado más allá de su propio criterio para discernir quiénes han sido (y en qué orden) los jugadores con los mejores mazos, los que han jugado mejor, con los que ha sido más sencillo ganar, etc.

A.3. El sistema de voto único (discrecionalidad del jugador que puntúa: muy alta)
Jugadas todas las rondas, se pedirá a los jugadores que voten individualmente por el que, a su juicio, ha sido su mejor compañero de juego en general. Nadie podrá votarse a sí mismo. En caso de empate, se realizará una segunda votación, pudiéndose votar únicamente a los jugadores empatados para determinar cuál queda por delante (este sistema es el que propuse en el primer artículo sobre reglas de torneo).

B) Un sistema objetivo
En los sistemas objetivos, la puntuación no la determinan el resto de jugadores sino que se extrae automáticamente de lo acontecido en la partida. Por ejemplo, estos sistemas pueden basarse en premiar al jugador o jugadores que terminan antes un escenario (como sucede en las reglas oficiales de Carrera contra la Sombra). En esta ocasión, sólo propusimos probar un sistema objetivo, pues las reglas oficiales ya conforman un sistema objetivo bastante decente.  El sistema propuesto fue de lo más simple: premiar la victoria por encima de todo, con independencia de la velocidad del grupo, permitiendo así que los mazos menos explosivos pudieran demostrar igualmente su potencial.

B.1. El sistema de victorias
Tras cada partida, los jugadores anotan con qué jugadores se ha jugado y si se ha superado o no la misión asignada, y en qué intento se ha logrado. Luego, cada jugador anota su puntuación individual según las reglas de puntuación del juego (las del reglamento básico), con una corrección: cada ronda finalizada suma 5 puntos (y no 10).  Al finalizar el torneo se comparan los resultados.  La idea es que gana el que completa más misiones en el primer intento. Si hay empate, obtiene la victoria el que haya obtenido más victorias al segundo intento; si se mantiene el empate, los que tengan más victorias al tercer intento o sucesivos. Si persiste el empate, ganaría el que hubiera acabado las misiones con menor puntuación. 



3) Conclusiones y comentarios

3.1. Sobre el sistema organizativo del torneo: el banquillo y las misiones

El tamaño del banquillo (22 cartas) me sigue pareciendo adecuado ya que permite cambiar, si hace falta, la propia estrategia del mazo y adaptarse a las misiones que requieran cartas específicas para afrontarlas con garantías. Sin embargo, en nuestra prueba los cambios no fueron tan intensos, y se limitaron a sustituir algún héroe repetido.  A pesar de que finalmente fuimos un número de jugadores poco significativo para un torneo (6), había 2 Theoden, 2 Háma y 2 Elrond.  Afortunadamente, salvo un mazo de Háma que dependía exclusivamente de él para llevar a cabo de forma recurrente el candado Golpe de Martillo/Muro de lanzas, el resto de mazos podían prescindir de los héroes repetidos, incluso en el caso de los mazos con Elrond, ya que uno era un mazo de tierras lejanas que solo utilizaba a Elrond como comodín para pagar recursos de aliados tierras lejanas y el otro mazo era uno de silvanos que dependía mucho más de Galadriel y Celeborn que de Elrond. Y aunque disponer de banquillo sirvió para solventar estas situaciones, la mayoría de jugadores manifestó, al finalizar el evento, que preferirían participar con un equipo estable a lo largo de todo el torneo (fueran parejas o tríos) para así poder pactar de antemano los héroes y cartas únicas. 

Sobre el tamaño de los grupos, hay que señalar que tuvimos ocasión de jugar tanto en grupos de dos como de tres jugadores.  Las partidas a tres fueron un poco más lentas, pero también más divertidas.  En consecuencia, el organizador del torneo no sólo debe tener en cuenta el grado de diversión que pueda proporcionar una experiencia de juego u otra para determinar el tamaño de los grupos, sino que también deberá tener en cuenta el tiempo que vaya a dejar en cada ronda.  Un período de tiempo corto o muy ajustado (como 40 minutos por ronda) desaconsejaría hacer grupos de más de dos jugadores por escenario. Sin embargo, si se otorga mayor tiempo (por ejemplo, 1 hora por ronda), puede ser interesante probar con grupos de 2, 3 y/o 4 jugadores.

El tiempo también debe ajustarse en función de las misiones propuestas por el organizador del torneo.  En nuestro caso, que jugamos únicamente escenarios en modo pesadilla o escenarios especiales como La piedra de Erech, la dificultad de los mismos obligaba a jugar de forma lenta y meditada, y por la complejidad de los enemigos y los lugares revelados, nos llevaba múltiples rondas lidiar con cada una de las amenazas que iban apareciendo sobre la mesa. En esos casos, el tiempo por ronda de torneo debe ser lo más elevado posible. Sin embargo, misiones muy sencillas seguramente habrían podido ser superadas incluso más de una vez en el tiempo de 40 minutos.  Por tanto, creo que la mejor opción para el organizador de un torneo es la de escoger misiones de distinta dificultad (baja, media y alta) y dar el máximo tiempo posible (por ejemplo, 1 hora) teniendo en cuenta que lo óptimo es que todos los jugadores acaben compartiendo mesa al menos en una ronda de torneo.

3.2. Sobre los sistemas de puntuación
Sobre el sistema de la tabla: El principal fallo detectado respecto del modelo de prueba fue que si el jugador votaba guiándose exclusivamente por las indicaciones orientativas incluidas en el apartado efectividad, todos los jugadores obtenían un 1 (porque perdimos todas las partidas), aun cuando la efectividad de cada uno fue significativamente distinta. El criterio de puntuación actual presupone que en el tiempo de juego permitido se puede superar la misión, e incluso realizar múltiples intentos.  A mi juicio, los 3 puntos (en lugar de 1) deberían otorgarse también en aquellos casos en que la victoria está muy encarrilada pero faltan una o dos rondas para rematar la faena, o bien cuando se sufre una derrota accidental justo antes de superar la misión. Todos sabemos que este juego tiene algunas cartas, más de las que nos gustaría que hubiera, que vienen a tener un texto que equivale a “Los jugadores pierden la partida”. Estas situaciones en que aparece una carta de estas en el último momento y que arruinan una victoria que era inminente, no creo que deban determinar que un grupo pase de puntuar 5 a puntuar 1. 

Sin embargo, la principal objeción a este sistema no fue tanto la falta de ajuste en sus criterios interpretativos sino la posibilidad de que pactos ocultos, o mera amistad o enemistad con los participantes, resulte en unas puntuaciones en absoluto fiables. Pese a la crítica, nuestra prueba desmiente que esta forma de corrupción del voto sea habitual, ya que las puntuaciones que estableció cada jugador se acercan bastante entre sí y por lo general concuerdan con la impresión que me dio cada mazo/jugador del torneo. Sin embargo, la posibilidad de la puntuación deshonesta podría surgir en casos en que los premios puedan ser de cierta entidad y sea posible el reparto del mismo entre varios jugadores.

Contra lo que algunos pudieran pensar, el hecho de que los novatos o jugadores menos experimentados participen en un torneo que utiliza este sistema no altera las puntuaciones de forma relevante, pues en los apartados para los que se requiere mayor experiencia (originalidad y desarrollo de la partida) nuestro jugador menos experimentado puntuó del mismo modo a todos los jugadores, ya que todo le pareció muy original y bien jugado. Así, la falta de experiencia no influyó en qué jugador obtenía mayor puntuación, pues incrementó del mismo modo la puntuación de todos los jugadores. 

Sobre el sistema de voto múltiple: La opción de que cada jugador escogiera a los tres mejores de sus rivales/compañeros en cada una de las facetas del juego finalmente no se pudo lleva a cabo porque, finalizado el torneo, los jugadores no habían compartido mesa con todos los demás jugadores (nos faltó jugar una ronda).

Sobre el método objetivo: La idea era contar las victorias, pero todos los jugadores fueron derrotados o descalificados por tiempo en todas las rondas.  Por tanto, si se quiere seguir un sistema de puntuación que determine al mejor jugador en función del número de victorias logradas, lo recomendable sería que las misiones a jugar en el torneo cubrieran distintos rangos de dificultad, de tal modo que la gran mayoría pudiera superar un escenario fácil, unos cuantos se impusieran a un escenario o escenarios de dificultad media y muy pocos derrotaran uno de mayor dificultad.


3.3. Valoraciones generales
En ocasiones se juntaron varios mazos muy centrados en una sola faceta del juego (por ejemplo, combate) y les fue imposible superar algunas misiones, por muy bien que jugaran los participantes. Además, tener que cambiar ciertos héroes inquietó a algunos jugadores y, en general, la mayoría creyó más apropiado jugar torneos por equipos fijos, sin rotación de jugadores.  Así, los mazos no repetirían héroes y, además, se complementarían entre sí, evitando por ejemplo que en una mesa acaben formando equipo tres jugadores con mazos monoesfera táctica jugando, pongamos por caso, La Piedra de Erech, ante la que no tendrían ninguna posibilidad. Sin embargo, como contrapeso, hay que decir que la experiencia de ir cambiando constantemente de compañero (como suele hacerse en las quedadas no “competititvas”) fue apasionante y se consideró en general como una opción muy divertida: más que los mazos de encuentros, los mazos que realmente acabaron intrigando a los participantes durante las partidas fueron los mazo de los demás compañeros, y más de uno salió con ideas para hacerse mazos nuevos en casa.  
Adicionalmente, los sistemas de puntuación subjetiva permiten que premiemos a los jugadores que asuman mayores cambios en sus mazos en caso de héroes repetidos.  Por ejemplo, puntuando con el sistema de la tabla, podría tenerse en cuenta esta circunstancia en el apartado referente al nivel de cooperación. Así, cambiar a uno de tus héroes repetidos no sería siempre una situación negativa, ya que el que lo haga, obtendrá puntuación directa. Por lo que los mazos tenderán a no depender de una estructura fija e intentar amoldarse a diferentes estrategias para poder obtener puntos en caso de que haya héroes repetidos.

El tiempo de 40 minutos por misión se reveló del todo insuficiente, y solo terminaron dentro de ese tiempo las derrotas.  Algunas partidas (por ejemplo, contra Conflicto en la Carroca Pesadilla) estaban encarriladas y en dos o tres rondas adicionales se podrían haber superado. En consecuencia, se propone un total de 1 hora de juego por ronda de torneo, contando que unos 50-55 serían para la partida propiamente dicha y los otros 5 minutos pueden llegar a consumirse al inicio de la ronda en modificaciones en el mazo una vez se conozcan los rivales/compañeros y el mazo de encuentros. Para que os hagáis una idea, tan solo dos partidas acabaron dentro de tiempo: una derrota incontestable en menos de 10 minutos contra La Piedra de Erech y otra derrota in extremis justo antes de superar la misma misión en el minuto 40 (ya estaba todo completado salvo la última etapa y habíamos enviado voluntad más que suficiente a la misión para superarla cuando de pronto la última carta de traición revelada mató a Derufin, el aliado objetivo que debía sobrevivir).

Nadie adaptó su mazo al mazo de encuentros, por lo que tampoco se ha podido comprobar si el tamaño de banquillo propuesto es suficiente para adaptar las estrategias. Sin embargo, a título personal, creo que mi mazo disponía de un banquillo que sí permitía la transformación: podía pasar fácilmente de un mazo centrado en el candado Háma consistente en enfrentarme a todos los enemigos en juego e impedirles realizar sus ataques (lo que significa, casi siempre, que ya nos podemos olvidar todos de defender ataques enemigos hasta el final de la partida) para pasar a un mazo lleno de águilas y capaz de aportar mucha voluntad.

Como conclusión, creo que este evento que llevamos a cabo muestra que los torneos de ESDLA LCG pueden ser algo muy divertido.  Los intercambios constantes de compañero, los dilemas en las votaciones y la emoción de “juzgar” el juego ajeno en términos de calidad más que de legalidad (que es lo que haría un jugador-árbitro en el sistema de torneos propuesto por FFG) hace que todo el torneo sea entretenido y dinámico.  En consecuencia, la primera gran conclusión a extraer es que otras reglas de torneo no solo son posibles, sino que son recomendables y la comunidad lo agradece.

A pesar de las reticencias y posibles dudas que planteaban en el plano teórico los sistemas subjetivos, nuestra pequeña y limitada práctica evidencia que pueden funcionar correctamente. Si bien pueden parecer confusos al principio, el transcurrir de las rondas demostró que es fácil habituarse, por lo que previsiblemente este tipo de sistemas solo darán lugar a cierta conflictividad la primera vez que un jugador se enfrente a ellos. Por lo demás, las puntuaciones recogidas en esta primera prueba no muestran signos claros de haber sido manipuladas o convenidas, con lo que por el momento podemos afirmar que los jugadores de este juego aceptarían en buena medida su papel de juzgadores imparciales del resto de sus compañeros de juego. Para un buen funcionamiento de los sistemas subjetivos es necesario el conocimiento del sistema y el rigor de los participantes. Si el organizador de un torneo no espera ni una cosa ni otra de sus participantes, le desaconsejaría este tipo de sistemas de torneo.

 
Hasta aquí mis conclusiones. Sin duda, imagino que muchos de vosotros habéis tenido ocasión de jugar partidas por parejas, o en grupos de 3 o 4, e incluso puede que hayáis participado en algún torneo, por lo que seguro que podéis hacer grandes contribuciones sobre este tema. ¿Qué sistemas os parece que funcionarían bien en vuestro grupo? ¿En qué tipo de torneo os gustaría participar?

Mzafar

9 comentarios :

  1. Interesante, muy interesante! Y muy agradecido por el tiempo que os habéis tomado para probarlo y para escribir el artículo. Por mi parte estaré a la espectativa. Tengo mucha curiosidad por observar desde la barrera como evoluciona esto. No creo que participe nunca en un torneo de ESDLA. Es un juego que me apasiona para jugar en solitario. Para competir tengo el ojo puesto en Star Wars LCG y Android Netrunner LCG, además de Juego de Tronos 2.0 LCG cuando se publique en verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ruferto.
      Magic no está tampoco nada mal, y torneos y jugadores seguro que no te faltarán.
      Esdla lcg tiene la ventaja de poder jugarse en solitario, y uno no necesita buscar a nadie ni cuadrar horarios para jugar. Pero de verdad que el juego gana mucho cuando te acompañan otras personas. Te recomiendo muy vivamente que, en cuanto tengas ocasión, pruebes el juego más allá del solitario a una, dos, tres o cuatro manos. Los torneos son un poco la excusa o el pretexto para juntar a los que jugamos contra la pared y podamos experimentar la faceta cooperativa del juego.

      Eliminar
  2. Muy currado, enhorabuena. (Pa qué decir más, si uno sólo puede aplaudir este tipo de iniciativas).

    ResponderEliminar
  3. Las conclusiones de esta prueba son muy interesantes, pero al final la sensacion es algo extraña, porque la mayor queja de los jugadores sobre mazos y parejas estables se solventa precisamente con las reglas oficiales que a la mayoria de la comunidad no le gustan. Ademas, el hecho de anunciar las misiones y de que sean "una carrera", elimina en gran medida la necesidad de un tiempo muy elevado por ronda.
    Asi es que tengo la sensacion de que FFG no ha hecho estas reglas "al tuntun". Ellos tambien han realizado sus pruebas (aun siendo siempre considerado como un juego cooperativo puro) y la Carrera contra la Sombra es probablemente la mejor opcion (o la menos mala) para jugar de manera competitiva ESDLA LCG. Ademas cabe decir que el juego esta diseñado para ser una "contrarrelog" desde sus inicios, se ha cambiado el sistema de puntuacion e incluso los diseñadores han incluido la palabra clave Tiempo X en el juego, asi que buscar un sistema que no penalize los mazos lentos, es como ir contra la propia naturaleza del juego, al menos tal y como quieren sus diseñadores.
    Y aunque yo soy un jugador "pro torneos" cada creo mas que es una causa perdida para este gran juego, simplemente porque la gente que quiere jugar torneos lo hace con otro juego.

    ResponderEliminar
  4. Hasta donde alcanzo a ver existen dos grandes grupos de jugadores. Por un lado, están los que priman el juego en compañía y se apuntan a cualquier iniciativa de juego colectivo y poco les importa que las reglasde juego sean unas u otras, haya premios o precios o refrescos o nada más que sillas y mesas. Y luego está la gente que se toma el juego como algo íntimo, y prefieren no quedar para jugar a este juego porque ya pueden hacerlo en casa sin necesidad de desplazarse. Esa gente no tiene interés en quedar para jugar y no lo hará aunque se hagan torneos, tengan unas reglas u otras. Dejando de lado las causas perdidas, el tema es buscar unas reglas que faciliten que los que sí asisten puedan tener la mejor experiencia posible, esto es, que las reglas no incentiven la victoria con dos mazos de combo en turno 1, y que sin embargo exista un modo justo de asignar los eventuales premios que se repartan en esas quedadas de corte más competitivo.

    ResponderEliminar
  5. No puedo estar más en desacuerdo con Xikitins. Está claro que las reglas oficiales de FFG no funcionan, y señal de ello es que he hablado con tiendas de diferentes puntos de España y al final todas coinciden en lo mismo "La gente acude a todos los eventos de FFG menos a los de ESDLA LCG". Esto puede darse por dos motivos: que los jugadores de ESDLA LCG no estamos interesados en eventos de ningún tipo (motivo que me niego a creer y que personalmente no comparto), o que las reglas oficiales de torneo no son atractivas para nosotros (que es la que tiene más apoyo en mi opinión).

    El otro día estuve hablando con parte del grupo de testeo en persona, y para nada me dio la sensación de que añoraban las reglas oficiales de torneo. De hecho, coincidían justamente en lo contrario, que este boceto era muy esperanzador. Las dos quejas principales fueron:

    1- El tiempo de juego fue muy justo. Tiene fácil solución; se añade más tiempo a cada ronda y listo (aunque esto signifique sacrificar una ronda en pos de disfrutar más del resto).
    2- Lo molesto que es encontrarse con un compañero que comparta alguno de tus héroes. Para esto hay dos tipos de correcciones: por un lado, premiar en puntos al que sustituya su héroe. Así, como bien se ha expuesto en el artículo, la creación de mazos adquiere una dimensión más; tenerte que hacer un mazo que no dependa de tus héroes y sea una construcción muy fija. Sino que pueda ser dinánima. ¿Que aún así quieres depender de un héroe para tu estrategia? Perfecto, es una decisión tuya, pero seguramente tu compañero se lleve los puntos de cambio de héroe. Es como el que decide hacerse un mazo cero temático y va a ganar todas las rondas. El reglamento acepta todo tipo de jugador y todos puedes llegar a ganar el torneo por diferentes caminos.
    La otra solución es crear un reglamento para acudir al torneo en parejas. Que conste que está planteado hacerlo, pero necesitamos una base "unijugador" para luego sacar un anexo en parejas. Paso a paso.

    Es normal que con una sola prueba no lleguemos a un Reglamento final. Siempre que se incluyen cambios en un juego, se necesitan testeos y pruebas para asentarlos. Pero la sensación general de todo el grupo fue que se iba por el buen camino.

    Repito que dicho camino es seguir por los torneos "cooperativos" (o mixtos, como prefiráis llamarlos), porque para compteitivo ya existe el relgamento oficial de FFG.

    Pero esto no se acaba aquí. En Febrero haremos otra prueba con el reglamento más limado y la lección aprendida. Poco a poco daremos con la solución y haremos algo que merezca la pena.

    PD: Recuerdo que el testeo no está "cerrado" al grupo de jugadores de Barcelona, y que si alguien quiere probar las reglas, s eponga en contacto con nosotros y le pasaremos los borradores que estamos manejando. Cuando más grupos de testeo haya, a mejores conclusiones llegaremos sin duda.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente pocos jugadores tengan este juego como su primer juego. Los que lo tengan como primero, entiendo que estarán interesados en todas las posibilidades que ofrezca este juego, sea creando aventuras, participando en torneos, organizando quedadas... Quienes tienen este juego como segundo o tercero o filler de fillers, justamente lo compraron porque disfrutarlo no les requiere asistir a torneos, buscar a gente y demás cosas que impliquen gran inversión de tiempo y dinero. Sin duda, a mí también me gustaría que existieran torneos mensuales o bimensuales de este juego, y trataría de asistir a buena parte de los que se celebraran.
      Las reglas, supongo, al principio me darían un poco igual, con tal de jugar. Sin embargo, quizás, tras varios torneos viendo cómo gana siempre un mismo tipo de mazos, dejaría de asistir, o me pasaría a copiar esos mazos aunque no fuera el tipo de mazos que me apeteciera jugar. La gran particularidad de este juego es que los jugadores no se enfrentan directamente entre sí, y nunca podremos trabar el juego del oponente. En otros juegos si queremos desarrollar un juego lento, sufriremos ante los mazos más explosivos y agresivos, pero nuestra estrategia en los primeros turnos consistirá justamente en conseguir ganar tiempo, entorpeciendo el juego rápido del rival. De ese modo, pueden ganar indistintamente los mazos de combo rápidos y lentos, los mazos de control y los mazos agresivos casi indistintamente, en función solo de la suerte en los robos y la habilidad del jugador. Pero esto es imposible en este juego, y si sólo medimos la velocidad, que los demás jugadores no pueden lastrar de ningún modo, siempre va a ganar el mismo mazo. Por eso creo que si queremos empezar a organizar torneos con mayor frecuencia, a la larga, se acabará viendo que son necesarias nuevas reglas, alternativas a las oficiales. Pero claro, primero tiene que haber gente dispuesta a participar en torneos, como el maravilloso grupo de Barcelona, a cuyos miembros hay que agradecer enormemente que asistieran al ensayo de reglas! A ver si otros grupos se animan a organizar ensayos de este tipo, fue una gran experiencia.

      Eliminar
  6. La verdad y es que, aunque me parece un gran juego estoy en parte de acuerdo con Xiquitins, hay juegos mejor preparados para torneos, de largo, juego cada semana tanto en solitario como en compañia, y pensar en competitivo me resulta poco atractivo en este juego.

    Por otro lado y queriendo aportar algo tanto al blog como al juego, se me ha pasado por la cabeza, como posible solucion del punto dos, el de pisarse los heroes. La organizacion del torneo podria: A) excluir algunos heroes B) proponer conjuntos de 3 heroes, sobre esos, los jugadores deben hacer los mazos y en lugar de dar los puntos por cambiarse el heroe, los puntos van en base al conjunto de heroes que se elija. no es una gran aportacion, lo se. Pero me vino a la cabeza y pense que seria interesante escribirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena idea la de predeterminar las ternas de héroes. No sé muy bien cómo podría implementarse pero sin duda una interesante aportación para plantearse en las revisiones a este reglamento alternativo que parece que empieza a fraguarse.

      Eliminar