jueves, 20 de agosto de 2015

Háma Recurrente



Monoesfera táctica. Háma · Mablung · Aragorn (Táctica)
Última ampliación disponible: Huida del Monte Gram



La fecha del primer encuentro nacional de jugadores se aproxima y los jugadores no paramos de darle vueltas al mazo que queremos jugar en un evento tan destacado.  Como aficionado desde hace muchos años a los mazos de combo, uno de los mazos que más me tienta es el Recurring Háma, o Háma Recurrente, en el que la mecánica principal es sencilla: jugar ronda tras ronda muros de lanzas, que recuperamos gracias a Háma. Este mazo, si está bien construido y la suerte acompaña mínimamente en el robo, permite liberar de prácticamente todo el combate (o al menos, toda la defensa) al resto de compañeros; lo que permite que se puedan centrar más cómodamente en responder a las traiciones, explorar lugares y aportar todos los puntos posibles para progresar en la misión.

LISTA:

Héroes: 
Háma
Mablung
Aragorn (táctica)

Aliados: (24)
x3 Cazador Dúnedain
x2 Caballero de Minas Tirith
x2 Legolas
x2 Rúmil
x2 Arquera de Galadhon
x3 Defensor de Rammas
x1 Bofur
x1 Landroval
x1 Gwaihir
x2 Vasallo del Señor de los Vientos
x1 Guardián alado
x1 Guthlaf
x1 Gandalf (Caja básica)
x2 Guardia de honor

Vinculadas: (11)
x2 Vigilancia secreta
x3 Cuerno de Gondor
x2 Arco de los Galadhrim
x2 Arco de Rivendel
x2 Daga de Oesternesse

Eventos: (15)
x3 Muro de lanzas
x3 Finta
x1 La voz del mago
x3 El golpe del martillo
x2 Martilla enemigos
x2 Tras fuertes muros
x1 Disciplina de Gondor

BANQUILLO: (2 héroes y 20 cartas de jugador)

Héroes: 
Théoden (táctica)
Boromir (táctica)
[En reserva: Gimli, Merry, Brand Hijo de Bain y Bardo el Arquero]

Cartas de jugador:
x1 Tras fuertes muros
x3 Escudo de Gondor
x1 Disciplina de Gondor
x1 Capitán de Gondor
x2 Águilas de las Montañas Nubladas
x2 Apoyo de las águilas
x2 Enviada de Pelargir
x2 Vigilante de la Torre Blanca
x1 Beorn
x1 Yelmo con alas de cuervo
x1 Arquera de Galadhon
x2 Caballo de guerra Rohan
x1 Arod

ANÁLISIS:

El mazo está pensado para jugar múltiples jugadores y ante varias misiones, así que ni está diseñado para abarcar con solvencia todos los aspectos del juego (por ejemplo, sin recurrir al banquillo puede aportar muy poca voluntad en la fase de misión) ni para superar misiones específicas con particularidades poco comunes (por ejemplo, no podría aportar gran cosa a una misión como Viaje a Rhosgobel, en que interesa sobre todo el poder de curación y de manipulación del mazo de encuentros).  Es, por tanto, como se dijo, un mazo pensado para un evento como el Nacional de los  próximos días 11-13 de septiembre, en que tendremos en cada partida diferentes compañeros y enfrentaremos distintos retos.

Estrategia básica: el combo Háma-Muro de lanzas 

El mazo centra su potencial en el héroe Háma, del que se abusa con el objetivo de reciclar múltiples veces, incluso cada turno, una carta tan poderosa como es el Muro de lanzas, que nos permitirá, con esta sola carta, detener el ataque de todos los enemigos enfrentados, sin riesgo a sufrir efectos adversos de sombra ni asignar puntos de daño a nuestros personajes. 

Algunas de las cartas que acompañan el núcleo de este mazo sirven para reforzar esta estrategia, dándonos cartas y recursos adicionales para así poder desarrollar nuestro juego más allá del combo básico, pues mantener cada turno un Muro de lanzas recuperado por Háma implica tener que gastar cada turno los tres recursos ganados por los héroes y descartar la carta robada. 

Para maximizar el efecto de este combo es conveniente que el mayor número de enemigos posible acabe enfrentado a nosotros, para lo que también son piezas relevantes en el mazo, aunque en segundo plano, las que atraen hacia nosotros a los enemigos.  En el mejor de los casos, ninguno de los otros tres jugadores tendrá ningún enemigo enfrentado, y podrá, así, enviar sin miedo todos sus personajes a la misión, sin preocuparse por tener que lidiar con orcos infatigables o trolls inclementes.





Análisis de las cartas del mazo principal:

Háma: Es la pieza clave si queremos reciclar los eventos tácticos, así que por lo general lo reservaremos preparado hasta el paso de ataque, en que atacará con sus nada desdeñables 3 puntos y nos recuperará un evento, a cambio de descartar otra carta de la mano.  Evidentemente, su habilidad no está limitada a reciclar el Muro de lanzas.  Si la misión no es de las que plantan muchos enemigos en el área de preparación (como podría ser por ejemplo Las Colinas de Emyn Muil) podemos recuperar eventos de similar efecto pero mucho menos costosos como Finta, o bien podemos cambiar de estrategia y buscar la ventaja de acciones de forma recurrente (con Tras fuertes muros) o bien el robo de cartas (con Martilla enemigos).  Estas estrategias alternativas al Muro de lanzas serán necesarias en caso de perder algún héroe, situación en la que ya no podremos jugar el Muro de lanzas. 

Mablung: El mejor héroe táctico para mazos triesfera demuestra aquí buena parte de su potencial en un mazo monoesfera.  Mantener un muro de lanzas en pie durante múltiples rondas es muy caro, y, en circunstancias normales, ese esfuerzo consumiría todos los recursos generados por un mazo monoesfera táctico.  Sin embargo, gracias a Mablung y las cartas que nos permiten hacer enfrentamientos adicionales en distintas fases, el mazo genera suficientes recursos como para poder jugar aliados y vinculadas al mismo tiempo que sostiene el muro infinito.

Aragorn (táctica): La función de Aragorn es triple en este mazo: en primer lugar, permite que el ataque que haga recurrentemente Háma sea más efectivo, ya que los enemigos ven reducida su defensa en 1 punto; en segundo lugar, si participa en un ataque que destruye a un enemigo, puede incrementar el número de enemigo enfrentados a nosotros, lo que, sumado a Mablung, significará liberar a un compañero de una amenaza y, además, ¡ganar un recurso táctico!; y, por último, en tercer lugar, de ser necesario, puede contribuir con sus 2 puntos de voluntad a la misión, puntos que pueden ser ampliados a 3 si sustituimos alguno de los héroes anteriores por el Théoden del banquillo.

Cazador Dúnedain: Es uno de los mejores aliados tácticos, no solo porque su coste sea 0, sino porque, además, es un gran atacante que también tiene capacidad para defender un golpe medio o absorber puntos de daño que asignen efectos de fatiga, hambruna, frío o flechazos varios.  En este mazo, en que un enemigo no supone un incremento de la peligrosidad gracias al Muro de lanzas y en que Mablung nos da un recurso extra, es sencillamente nuestro mejor aliado.  Como única precaución simplemente decir que es recomendable no jugarlo demasiado pronto: enfrentarnos a muchos enemigos si no tenemos una buena defensa ya armada, sea con muro o con varios defensores solventes, es muy arriesgado, sobre todo en este mazo en que su principal estrategia requiere tener vivos a los tres héroes.

Caballero de Minas Tirith: Otro gran aliado que ataca con 3 puntos y que, además, nos puede incrementar los enemigos enfrentados y sumar recursos en combinación con Mablung.  Además, este aliado ataca antes del combate al enemigo escogido, así que, si seleccionamos a uno débil, incluso puede llegar a morir en el acto. ¡Ah, pobres trasgos de Moria!

Legolas: Este aliado también ataca con 3 puntos, y, aunque su coste es algo mayor que los aliados anteriores, tiene dos características adicionales que en este mazo lo hacen imprescindible: tiene A distancia, lo que le permite sacar buena partida de algunas vinculadas incluidas en el mazo así como ayudar disparando flechas a los enemigos enfrentados a otro compañero, y, en segundo lugar, nos incrementa el robo de cartas, cosa muy conveniente en un mazo en que Háma nos va a pedir que descartemos una carta casi cada turno.

Rúmil: De nuevo, otro aliado de coste 4 que puede beneficiarse de algunas de las vinculadas que lleva el mazo para hacer daño A distancia, en caso de que se nos escapen algunos enemigos y nuestros compañeros estén algo agobiados frente a esos escurridizos orcos, huargos, víboras y demás bestias malignas.  Su habilidad al entrar en mesa no está potenciada al máximo en este mazo, pero puede ayudar igualmente.  Su gran y mejor baza son esos 2 puntos de voluntad, que pueden llegar a ser necesarios para desatascar una partida.

Arquera de Galadhon: Su bajo coste, en relación a su considerable poder ofensivo y habilidad A distancia, la hacen una de las aliadas más eficientes del mazo.  Por otra parte, el punto de daño que infligen al ser jugadas nunca viene mal.

Defensor de Rammas: Sigue siendo el mejor aliado defensivo del juego así que su inclusión en un mazo táctica creo que no sorprende ni merece grandes justificaciones.  Tan solo añadir que en las primeras rondas no suele ser rentable ni necesario jugar muro de lanzas, así que podemos jugar uno de éstos y, con poco más que una Finta ocasional o un Tras fuertes muros, podemos sobrellevar las dos o tres primeras rondas, ahorrando recursos para poner en mesa aliados poderosos antes de empezar el combo de Muro de lanzas.

Bofur: De nuevo, un aliado con 2 puntos de voluntad, que puede ser necesario solo por eso.  Además, es nuestro buscador de armas, lo que significa, en cierta medida, incrementar la capacidad de robo, lo que se agradece muchísimo en este mazo.

Landroval: Su coste de recursos es muy elevado, pero perder un héroe cuando tenemos enfrentada una horda de orcos y nuestra única defensa es básicamente un Muro de lanzas...5 recursos tampoco parece tanto, ¿no?

Gwaihir: Nos da ventaja de cartas en combinación con otras cartas águila, pero, una vez más, el principal motivo para incluir a Gwaihir son sus 2 puntos de voluntad, junto a 3 de ataque.  Aunque quizás sea una cuestión de gusto personal, veo preferible meter esta copia de Gwaihir que una de las Águilas de las Montañas Nubladas, aunque no habría gran diferencia entre meter una u otra en este mazo.

Vasallo del Señor de los Vientos: Un aliado muy barato, que puede ser buena carta ofensiva de un solo uso (con recurso recuperable si hay un Cuerno de Gondor), un gran aliado para ser asignado a misión en batalla o un defensor suicida.

Guardián alado: Se trata del cuarto Defensor de Rammas, que, aunque a la larga puede salir más caro, puede ser reciclado con Gwaihir.

Guthlaf: En un mazo con un héroe rohan y otro gondor, acaba siendo un aliado relativamente barato que puede defender con centinela a aquellos enemigos que escapen a nuestro muro enfrentándose a otros jugadores.  Seguramente haya opciones mejores pensándolo fríamente pero...¿no se trata de un juego cooperativo? Pues esta carta huele bastante a cooperación, ¿no os parece?

Gandalf (Caja básica): Es muy caro, en ocasiones, según como vaya la partida, no saldrá rentable jugarlo, ni será necesario.  Pero, si las cosas se ponen feas, pero feas de verdad, Gandalf nos dará cartas para que juegue Háma o bien nos bajará la amenaza.  A priori no creo que sea necesario que dañe a un enemigo, salvo que sea para superar definitivamente una misión con jefe final.

Guardia de honor: Es la carta táctica que por el momento sustituye la curación en cualquier personaje (y no solo gondor).  Es suficiente con cubrir un punto, pues la mayor parte del daño no vendrá por ataques, así que no serán demasiados puntos a la vez.  Sin embargo, ante el desmadre, siempre podemos recurrir a su acción de valor, si la partida está muy torcida. 

Vigilancia secreta: Sirve para controlar amenaza en el área de preparación si queda algún enemigo persistiendo en el área, pero, sobre todo, sirve para que todos los compañeros y uno mismo reduzcan su nivel de amenaza.  Si los compañeros no pueden aportar mucha voluntad para progresar en la misión, cualquier ayuda para reducir el nivel de amenaza a medida que transcurran las rondas será muy necesaria.

Cuerno de Gondor: Como he dicho, el combo de Háma consume muchos recursos, sobre todo si rejugamos el Muro de lanzas, así que es importante ganar recursos de cualquier manera y a cualquier precio.  Pobres águilas...

Arco de los Galadhrim: Una ayuda para nuestros aliados disparadores A distancia, que nunca viene mal.

Arco de Rivendel: Además de los elfos, también se la puede equipar Aragorn, y es un arma que puede llegar a activar el Martilla enemigos, mejorando nuestra capacidad de robo.

Daga de Oesternesse: No importa mucho el nivel de amenaza, porque en muy pocas ocasiones nos importará que la bonificación sea +1 o +2.  Basta con que sea un arma equipable en Háma para que, en su caso, active el Martilla enemigos.  Los más temáticos podrían escoger la lanza rohan, pero en este mazo nunca dará el +2 a Háma; sin embargo, la de Oesternesse, podría llegar a darle +2 ante algún que otro enemigo.

Muro de lanzas: Pieza fundamental en el mazo, sobre todo si hay muchos enemigos.  Me parece arriesgado quedarse una mano inicial sin Muro de lanzas o al menos una Finta.

Finta: Será la carta que queramos tener siempre en mano y reciclar en caso de que el mazo de encuentros revele pocos enemigos.  En cualquier caso y en cualquier misión, es bueno tener una para intentar pasar la primera ronda sin ningún sobresalto. 

La voz del mago: Es la cuarta Finta, necesaria sin duda.  En ocasiones, si los enemigos se enfrentan a otros jugadores, lo agradecerán tanto que ni siquiera se acordarán de que tiene Maldito.

El golpe del martillo: Es otra carta muy potente en el combo y que puede que queramos reciclar incluso una o dos veces.  Gracias a esta carta, tendremos a todos los enemigos empotrados en nuestro Muro de lanzas, y, desde lo lejos, los personajes de los demás jugadores podrán reírse o lanzarles piedras.

Martilla enemigos: No es una carta imprescindible, pero en caso de que se nos esté consumiendo toda la mano por culpa de Háma, es una buena forma de reponer el tamaño de la mano.

Tras fuertes muros: Con defensor de Rammas, Mablung o Boromir en mesa, es una carta casi imprescindible, pues bonifica la defensa y da ventaja de acciones por un solo recurso.  ¡Y Háma puede recuperarla!

Disciplina de Gondor: Es otro sustituto barato para la curación en táctica.  Se trata de un evento exclusivo para personajes gondor, pero bueno, nuestros principales defensores y candidatos a recibir puntos de daño asignables por el jugador, son gondor, así que tampoco es un gran problema.

Análisis del banquillo: Convertible y reversible

La construcción de un mazo con banquillo apto para jugar ante distintas misiones que desconocemos y junto a compañeros que no sabemos qué mazos van a llevar no es en absoluto una tarea sencilla.  En mi opinión, el banquillo debe intentar responder de forma satisfactoria ante las particularidades tanto del mazo de encuentros de que se trate como de los mazos del resto de jugadores.  En particular, debe propiciar una estrategia alternativa a la del mazo principal, en caso de que en una misión concreta nuestra estrategia básica sea inservible; y, en segundo lugar, debe poder adaptarse al juego del resto de compañeros, sustituyendo cartas y estrategias solapadas con otros jugadores.

Veamos cómo han sido tratados esos dos aspectos en la construcción del banquillo propuesto en este mazo.

El mazo principal depende de Muro de lanzas.  Sin embargo, jugar esa carta no siempre es posible, o bien no es recomendable.  Así, existen misiones en que nos pueden secuestrar a un héroe, por lo que perdemos la posibilidad de jugar el Muro; o bien pueden contener cartas que hagan que los enemigos sean inmunes a eventos de los jugadores, en cuyo caso jugar el Muro sería en todo punto inservible.  Además, puede suceder que uno de nuestros compañeros lleve un mazo muy similar con la misma estrategia, en cuyo caso es innecesario, e incluso perjudicial, reiterar la mecánica en la mesa.  Por ello, este mazo propone como alternativa la conversión en otro mazo, uno de Théoden monotáctica (tipo Inspiración de Théoden), con otra estrategia completamente distinta.  Abandona el combo para pasar a ser un mazo que aporta suficiente voluntad cada ronda, con Théoden, Mablung y Aragorn, más las águilas de las Montañas Nubladas y las Enviada de Pelargir.

Si algún compañero lleva mucha reducción de amenaza y creemos prescindible el Muro de lanzas, o ya nos hemos aburrido de él, podemos meter el pack de Boromir, con sus eventos y vinculadas para Gondor que, sumado a una Arwen de nuestro compañero, convierten a Boromir en una especie de Muro de lanzas infinitamente más épico.

Si queremos configuración ofensiva, Théoden puede entrar junto con Beorn, el yelmo (muy recomendable en caso de meter a Théoden) y los caballos, para intentar arrasar con todo.

Por último, también se debe destacar que no abundan las cartas únicas en el banquillo, pues es importante que el mismo sirva para encontrar un recambio a cartas únicas que puedan estar repetidas en varios mazos.

[Hay unos cuantos héroes extra en el banquillo, entre corchetes.  Estos héroes no se inscriben ya que en principio están fuera de las 75 cartas inscritas.  Sin embargo, en caso de que en una mesa sea injugable la partida debido a una excesiva coincidencia de héroes, la organización permitiría cambiar algún héroe del mazo por alguno otro de la colección del jugador solo durante esa partida.]

Mzafar

6 comentarios :

  1. Mola! a ver si puedo yo empezar con los análisis de los mazos (quiero que la entrada este lista para antes del 3 de Septiembre) que nos hemos hecho yo y mis hijos en mi blog: http://padrefreakyhijosrebeldes.blogspot.com.es/

    Vuestro blog ha sido una de mis fuentes de inspiración para animarme a hacer este blog junto a mis hijos.

    Por cierto, me da una terrible envidia sana este encuentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte en tu nueva andadura!!

      Los que no podáis venir, reservad fuerzas para los Eventos desde casa.

      Eliminar
    2. Podéis venir en familia! Y quien no venga, exacto, que guarde recursos para jugar los eventos (táctica!) desde casa.

      Eliminar
  2. Está chulo el mazo. Yo llevaré uno de saber que tengo ya tiempo pensado en jugar pero que al estar jugando aún con misiones antiguas por orden no he ido adelantando cartas por si acaso, así que no lo he probado.

    Lo puse en el foro, que aquí en respuesta no cabe. http://www.edgeent.com/ir_al_mensaje/43320-1er_encuentro_esdla_lcg-56329

    ResponderEliminar
  3. Un gran mazo. Me gustan los mazos de tactica. En cuanto tenga las cartas necesarias lo probare. Lo que mas me ha sorprendido es que no sabia que en tactica podiamos encontrarnos 'curador'. Estoy desando tenerlo en mi mazo.

    ResponderEliminar
  4. Yo diría que no es un mazo muy bueno. Me explico, malo no lo es, en sí no está mal. Pero si el título del articulo de este mazo es 'Hama...' entonces sí que empiezo a verle algunos defectos.
    Un mazo centrado en Piquete de Lanzas + Hama, aunque parezca que no, pero tiene sus defectos, y no pocos. Este mazo es de esos que parecen muy fuertes y después no lo son tanto, en contraste a otros que parecen que no, pero después sorprenden por su eficacia.
    En todo caso, si Piquete está en este mazo como una carta más, entonces el mazo no está mal. Pero si depende del combo, entonces tiene bastantes lagunas.
    Primero de todo, está lleno de águilas. A día de hoy, las águilas son muy costosas y lentas para poner en juego..., cómo se puede combinar eso con el Piquete?
    Segundo, llenísimo de cartas caras. Aunque esté Mablung y Aragorn..., no llega.
    Bueno, los defectos son: ninguno de los héroes es centinela ni a distancia. Los enemigos que se te escapen (que se escaparán...) serán cosa de los demás jugadores, que se espabilen ellos.
    Apenas aporta voluntad a la misión, con lo cual, todavía es un peso más para los compañeros, si además, tendrán que vérselas con algún enemigo.
    Y finalmente, si necesitas Piquete, por algunos enemigos, te quedas ya bloqueado con el combo para toda la partida. No nos engañemos.
    Y como anexo: en caso que funcione, porque a veces sí funciona, claro está, es una técnica que acaba cansando.
    2 puntos buenos:
    a. ya lo he dicho, si el mazo se desarrolla como táctica, y Piquete es una carta más, entonces podría. Pero eso nunca lo he visto en un mazo lleno de águilas, pero bueno.
    b. Aragorn Táctica, puede darle un poco de aire fresco a la técnica del Piquete, en conjunción con Mablung. Aunque a veces no será suficiente.
    Mi conclusión: el mazo es bueno, pero no tanto como parece.
    PD: si tengo que cambiar alguna carta, cambiaría Rúmil o algun tocho de aguila por Caballo de Guerra, para agilizar el efecto Aragorn-Mablung.

    ResponderEliminar