domingo, 12 de febrero de 2017

Almacenaje del juego



Hace tiempo que venís reclamando un artículo que hable de cómo guardar nuestra colección y aunque me he resistido más de lo que debería, es ahora, con la salida de Harad (el séptimo ciclo) y La Montaña de Fuego cuando es el momento de ver cómo guardar nuestro monstruo de cartón.
Si contamos con las Sagas terminadas, los siete ciclos con sus correspondientes pesadillas en nuestras mesas y las PODs salpicando las partidas, nuestra colección habrá alcanzado la friolera de 5.500 cartas más o menos. O lo que es lo mismo, un problema serio de almacenaje. Pero no os preocupéis aquellos que todavía no habéis llegado a reservar media habitación para el juego o lo tenéis en caja de zapatos con gomas al más puro estilo noventero. Ya ha habido gente que ha pasado por ese trauma y ha conseguido organizarlo todo para que sea cómodo manejar la Tierra Media.

Cajas
La primera opción a la hora de guardar las cartas es a través de cajas. Lo normal es utilizar la Caja Básica para tal efecto. Al menos hasta que no quepan más ciclos en ella. Más allá de darle la vuelta al inserto de cartón que viene o modificarlo un poco para mejorar su capacidad, lo mejor si queréis aprovecharla al máximo son los insertos de madera hechos a medida para, precisamente, el almacenaje del juego. Hay varias marcas que las fabrican y nos asegurarán aprovechar cada milímetro. 



Una vez nuestra primera opción se llena, podemos seguir usando este modelo de almacenaje si nos es cómodo; o bien consiguiendo más Cajas Básicas (ya sea porque las compremos nosotros para mejorar el pool o bien comprándoselas a gente que no las quiere). Yo mismo conozco a gente que tiene la colección en 4 ó 5 Cajas Básicas y dan bastante homogeneidad. Otra opción son las cajas de cartón plegables para almacenaje de cartas. Las hay de muchos tamaños y colores y pueden conseguirse en cualquier tienda especializada. Con ellas, podéis organizaros como queráis; las enormes para toda la colección, otras donde vayan los ciclos sueltos… Además con un poco de maña pueden personalizarse y quedan de lujo.



Y por último están las cajas de madera; hay dos corrientes dentro de ellas: las cajas de pintura y las e-raptor. Ambas tienen la misma función; ser enormes e intentar albergar el mayor número de cartas posible. Son una opción bastante más cara que sus hermanas de cartón, pero lo cierto es que también son mucho más robustas y aguantan soberanamente mejor el paso de los años.






Carpetas
Para aquellos que nos gusta tener las cartas de Jugador al margen de las de Encuentro, las carpetas son la mejor solución de almacenaje (al menos en teoría) y tienen la ventaja frente a las cajas de poder ver las cartas de una simple pasada. Lo que facilita enormemente la ardua tarea de creación de mazos.

También existen dos tipos de carpetas: las enormes o las de lujo. Las primeras son las que todo coleccionista de cartas conoce; son las de tapa azul de toda la vida que permiten introducir hojas sueltas y retirarlas a nuestro antojo. Tienen la ventaja de ser más baratas que sus primas de lujo y además contener tantas cartas como deseemos (bueno, casi). Hace un par de años comenzaron a salir las páginas de colores, lo que nos permite separar dentro de una misma carpeta las esferas y así reducir el número de carpetas necesarias si somos unos obsesos del orden.


 
Las carpetas de lujo son bastante más caras y quizás la opción que prima la estética a la capacidad. Suelen ser carpetas de 360 cartas lo que supone que tendremos que tener dos por esfera o almacenar las cartas de jugador en dos lugares: el “escaparate” en las carpetas y el resto de cartas en nuestra opción B. Os recomiendo esta opción a los apasionados de ver cartas y dar vueltas y vueltas a los diseños de los mazos. Personalmente los ratos con mis carpetas viendo qué cartas entran y salen de mis mazos son de los mejores que me da este juego y no cambiaría mis carpetas de lujo por ninguna otra opción.




 
Cajoneras
Cuando el número de cartas disponibles empieza a superar los varios miles de unidades es quizá un buen momento para plantearse el almacenaje a lo grande. Hay cajoneras de todos los tipos y tamaños, pero tras mucho buscar (es una de mis opciones elegidas para mi colección) os traigo los dos modelos que creo que se ajustan mejor a nuestras necesidades. Por un lado, la opción “cómoda” con los huecos ya listos para meter las cartas, pero con los separadores fijos. Caben las cartas en horizontal y enfundadas y tiene una capacidad más que aceptable.


 Las segundas son cajoneras al uso y hay que hacer algo de manualidades y fabricarle separadores a mano. Yo ya le tengo cogido el pulso al cartón pluma y si os animáis, en una tarde podéis haceros una cajonera entera sin problemas. Esta opción es algo más estética y desaprovecha algo más el espacio disponible en favor de la comodidad a la hora de organizar y encontrar el conjunto de encuentro que se desea.





Extra
Esta bien, ya hemos visto cómo guardar nuestras cartas, pero ¿qué hay de las instrucciones de cada aventura? En un inicio no eran mayor problema, pero a día de hoy podríamos encuadernarlas y hacernos un tomo. Pues bien, la opción que yo he tomado es la de los clasificadores. No hay más que comprar una carpeta de anillas y unos cuantos forros de esos que usaban los buenos estudiantes y ser ordenados a la hora de guardarlas en orden. La verdad es que yo tardé algo en organizarlas y ahora soy muy escrupuloso en cuanto recibo una aventura nueva porque me parece una forma muy cómoda de tenerlo todo a mano.



Y aunque hay alguna que otra opción más, os he resumido las vertientes más usadas por los jugadores para aquellos que aún no sabéis por cuál decidiros podáis haceros una idea del resto. No creo que haya una mejor que otra, sino que cada una se adapta al tipo de colección y al jugador. No es el mismo almacenamiento el que necesita un jugador que va saltando de ciclo en ciclo con diferentes mazos que el jugador que va actualizando su mazo según el transcurso de los ciclos e incluye muy pocas cartas nuevas en él. Preguntaos primero qué tipo de jugador sois antes de emprender el camino del almacenaje.

Y no quería despedirme sin dejaron con alguna maravilla para ver si alguien se anima.

 



Y vosotros ¿Cómo guardáis vuestras colecciones? ¿Vais a cambiar el método tras ver otro que os haya gustado más?

Dens

13 comentarios :

  1. Yo meto los pscks pequeñitos en el armarito de mi habitación. Las cajas grandes no cabían sin tener que desaprovechar sitio teniendo que encajarlo de nuevo (parece que IKEA y FFG lo acordaron jajaja).
    Por cierto, hace poco empecé mi propio blog (usando otro nombre y no relacionado con este juego) y me pregunto cómo te lo haces para poner links de otros sitios a la derecha, que no hay manera.

    ResponderEliminar
  2. Genial la entrada. Muy currada. ¿Tenéis algún enlace concreto donde conseguir alguna de las opciones comentadas? Por ejemplo, las cajas de cartón solo he visto que se pueden importar. Me he quedado flipando bastante con las eraptor, con la de la captura, ¿sabéis donde se pueden conseguir? ¡Mil gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me contesto a mi mismo: http://e-raptor.pl/en_US/c/TCGLCG/121

      Eliminar
    2. Para las cajas de cartón mira en Magic card marketing, es una tienda de compraventa entre usuarios. Las cajoneras Grises son de Ikea

      Eliminar
  3. Gran post para que los novicios elijan su manera de almacenaje y también para los no tan novatos, para comparar y cambiar si su método no les convence. Yo por mi parte elegí una opción quizas mas cara pero mas comoda, cajoneras del chino con un tamaño prácticamente perfecto para guardar y organizar tanto misiones como cartas de jugador. Pero como soy de los que le encanta ver cartas de jugador en álbum y planear asi futuros mazos, tengo una copia de cada carta de jugador en un álbum de anillas de los enormes. En el caso de las instrucciones, desde el dia 1 utilice los clasificadores trasparentes igual que ya hacia en el instituto.

    ResponderEliminar
  4. Yo lo tengo todo en 2 cajas para cartas, una para cartas de jugador y otra para encuentros. Nada tan profesional ni tan elegante como las fotos que has puesto ahí. ¡Dan muchas ideas malignas, jajajaja! Algunas de las posibilidades ni siquiera se me habían ocurrido, y estoy replanteándome cómo tener las cartas guardadas. ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, un verdadero acierto este tema. Yo sólo tengo la básica y casi los dos primeros ciclos y no me hace falta por ahora, pero tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar
  6. ¿Y qué orden seguís? Actualmente yo lo hago por el número de carta, pero eso complica la confección de mazos, ya que al tener los héroes desperdigados por toda la carpeta tardo un rato en encontrar el que busco, o en seleccionar los que necesito para el tipo de mazo que estoy construyendo.

    ResponderEliminar
  7. Supongo que el orden irá determinado por el tipo de mazos que suela crear cada uno. Yo los tengo separados por esferas, dentro de cada esfera los separo por tipos (aliados, vinculadas, etc) y en cada tipo agrupo por rasgos. Mis mazos son sobretodo monoesferas y con mi método los puedo crear fácilmente sin tener que sacar las cartas del álbum

    ResponderEliminar
  8. Esa fue mi primera opción; y sí, lo primero es por esferas, naturalmente. Pero como el número de cartas de cada tipo va creciendo, o bien dejo la última lámina de cada tipo por completar o bien tengo que redistribuir cada vez que vienen nuevas cartas. Por ejemplo, si pongo primero los héroes y en la última lámina me quedan tres huecos libres, he de dejarlos así y empezar el siguiente grupo en la siguiente lámina, con lo cual gasto muchas más... En alguna ocasión he tenido una lámina con solo un bolsillo con cartas y todo lo demás vacío, teniendo que continuar en la siguiente dejando todos esos huecos sin aprovechar a la espera de que vengan más cartas de ese tipo. Sin embargo, supongo que es la mejor opción.

    ResponderEliminar
  9. Yo utilizo las cajoneras, en particular tengo tres de las fijas (la tercera la compré hace unas semanas porque empezaba a quedarme sin espacio). Como bien dices en el articulo es determinante saber que tipo de coleccionista eres, ya que en mi caso al tenerlo casi todo (me faltan algunos PODs) el volumen empieza a ser Importante.
    En cada uno de los cajones me cabe una aventura completa con sus mazos de pesadilla o dos aventuras sin ellas. Mención especial son las aventuras de saga que ocupan dos cajones con un espacio reservado para la sexta y ultima aventura.
    La parte de las cartas del jugador he de decir que tengo un cajón para aliados, otro para vinculadas y otro para eventos, todos ellos separados por esferas, y un ultimo cajón con los heroes y las cartas neutrales. Para mi es la mejor forma ya que normalmente empiezo por los heroes que voy a utilizar y luego ya busco las demás cartas.
    Pero si, un post muy acertado para dar ideas para ese problema que muchos hemos padecido

    ResponderEliminar
  10. Bueno, con todo lo que habéis mostrado y comentado creo que me he decidido ya por la forma de organizar y colocar las cartas, al menos las de jugador. Optaré por archivadores de 3 anillas con hojas de distintos colores en función de las esferas. Los héroes todos juntos ordenador por esferas en primer lugar, y luego las cartas de cada esfera separadas por tipo y rasgo o coste. Con los archivadores y las hojas no hay problema en ir ampliando y cuando sea necesario añadir una hoja nueva.




    ResponderEliminar